¿CÓMO SABER CUÁL ES TU NIVEL DE YOGA? Principiante | Intermedio | Avanzado
Cuando somos principiantes en Yoga somos muy conscientes de ello y no solemos tener ninguna duda al respecto pero cuando eres un yogui más experimentado, se presenta la gran pregunta… ¿Tengo un nivel intermedio o avanzado en la práctica de Yoga?

Pues todo depende… hay muchos factores que influyen. El nivel varía mucho dependiendo de la persona que vaya a impartir las clases, el tipo de yoga que se imparta y la modalidad que vayas a realizar entre muchos otras cosas… Si tienes dudas, a la hora de apuntarte a un nivel u otro, lo más fácil es que lo consultes con el profesor o profesora del estudio al que vayas a asistir, para que te recomiende un grupo en el que considere que te vas a sentir a gusto.

Si tu duda por el contrario es para calificar el nivel de tu propia práctica… Voy a hablarte desde el corazón, dando mi consejo como profesional, desde el punto de vista desde el que entiendo y concibo la práctica de Yoga.

El Yoga es un camino de continuo aprendizaje, en el que vas adquiriendo una mayor consciencia sobre tu cuerpo y tu mente. Tus sensaciones van evolucionando y cada vez eres capaz de observar pequeños matices que antes no percibías. Poco a poco las asanas se van comprendiendo e integrando, notarás como tu musculatura y tus articulaciones se fortalecen, y cómo tu mente puede estar concentrada durante más tiempo, por lo que, te costará menos esfuerzo realizar prácticas más exigentes, respirarlas cómodamente, y disfrutarlas en su totalidad. Eso es lo bonito del Yoga.

Veo positivo tener esa actitud de querer continuar aprendiendo y mejorando, de probar y experimentar cosas nuevas y no estancarse en la zona de confort, si no lo intentas, nunca llegará, pero eso sí, siempre desde la amabilidad, el respeto y el auto-cuidado, sin dañarte, sin pretender alimentar al Ego porque… ¿Quién es el que quiere medir el nivel del tipo de práctica que tiene? Ahí tienes la respuesta.

No lo pienses tanto, practica y hasta donde llegues. Cada sesión es diferente, puede que un día, tu sadhana sea avanzada y otro día, intermedia o incluso principiante, y lo importante es que sea cual sea, la disfrutes de la misma manera y te siente bien. No siempre estamos a tope de power, tenemos días mejores, días peores, días que estamos cansados física o mentalmente, un mal día en el trabajo, problemas familiares, nervios, bajada de defensas… Todo afecta, lo importante es encontrar el equilibrio, aprender a escuchar el momento presente, para adaptar la práctica y el nivel de autoexigencia, saber cuándo puedes exigirte más y cuándo aflojar el ritmo.

Muchas veces es importante desaprender para poder avanzar, la mente del principiante es maravillosa, practicar desde esa plena atención a cada pequeño movimiento. Bien, pues esa consciencia puede marcar la diferencia entre una práctica principiante, intermedia o una avanzada.

Escúchate, cuídate, y disfruta del aquí y ahora. El pasado no existe y el mañana no está garantizado.
Sonriamos cada vez que nos pongamos sobre la esterilla y cuidemos nuestro cuerpo, que solo tenemos uno, porque, desde luego, con el tiempo, ¡todo llega!

👇🏼 Si tienes alguna duda o quieres compartir tu opinión para ayudar a otras personas,
deja tu comentario abajo y te leo 👇🏼