¿Te has animado a practicar Yoga pero no sabes qué tipo de Yoga escoger? Puede que no te sientas muy familiarizado con los términos Hatha, Ashtanga, o Vinyasa Yoga. ¡Pero no te preocupes! Igual que cada persona es un mundo, en el del Yoga, hay una gran variedad de estilos y disciplinas, cada una con personalidad y matices diferentes.

Vamos a conocer las variantes más frecuentes que se suelen encontrar en los Centros de Yoga para ayudarte a escoger la que mejor se adapte a ti.

HATHA YOGA

Es un estilo de Yoga cuyos principios se basan en la inmovilidad, duración y relajación en la postura. Si eres principiante, este estilo de yoga es muy recomendado.

El Hatha Yoga se centra en potenciar la fuerza muscular y la flexibilidad. Además, aprenderás a conducir correctamente la respiración para encontrar el equilibrio y el control sobre tus pensamientos y preocupaciones mientras realizas la práctica de yoga. 

Este tipo de yoga te ofrece una toma de contacto con las asanas básicas que se presentan en las sesiones habituales de yoga, enseñándote a centrar tu atención en cada una de ellas y a disfrutar del aquí y ahora. 

VINYASA YOGA

El Vinyasa Yoga es muy dinámico, creativo y lleno de transiciones. Este yoga sincroniza el movimiento corporal con la respiración. Se podría definir como una danza en movimiento ya que se realiza un ejercicio de movimientos suaves y fluidos al compás de la respiración.

Es un tipo de yoga que aporta muchos beneficios ya que te mantiene en forma al trabajar de manera activa tanto la fuerza como la flexibilidad. Otra ventaja es que incrementa la capacidad de  concentración para poder acompasar correctamente el movimiento de nuestro cuerpo con la respiración.

Perfecto para personas que quieren mantener o mejorar su estado físico, conociendo su cuerpo, sus limitaciones y su  fortalezas. Si estás buscando mantenerte en forma físicamente, Vinyasa Yoga es el yoga que más se adapta a ti.

ASHTANGA YOGA

Al igual que en el Vinyasa Yoga, el Ashtanga Yoga es otra variante muy dinámica de yoga. En ambas se trabaja de manera intensa la fuerza en la musculatura a través de posturas o asanas.

Sin embargo, el Ashtanga Yoga trabaja enlazando asanas entre sí, que se repiten siempre en el mismo orden y se sostienen durante 5 respiraciones. No requiere conocimientos técnicos previos, aunque son recomendables para poder disfrutar cada asana el tiempo estipulado.

Los pilares fundamentales del Ashtanga Yoga son la respiración Ujjayi (contracción de la glotis), aplicando el cierre de Bandhas (cierre energético a través de la contracción muscular) y el Dristi (cada asana dirige el enfoque de la mirada hacia un punto determinado).

Entre la gran cantidad de beneficios que aporta el Asthanga Yoga, quiero destacar que es el estilo de yoga que más permite desarrollar y potenciar la paciencia, la concentración y la técnica de las asanas a la vez que mejoras tu forma física. 


KUNDALINI YOGA

Kundalini Yoga es también conocido como el Yoga de la energía.

Este estilo de yoga se basa en asanas (posturas), mantras (sonidos de meditación) y pranayamas (técnicas respiratorias). Su objetivo se basa en despertar, elevar y expandir el Prana (la energía), a lo largo de nuestra columna vertebral, equilibrando así todos nuestros Chakras (núcleos de energía).

Esta práctica realiza un gran trabajo a nivel energético y genera un estado de conciencia, plenitud y elimina los pensamientos negativos.

Como he comentado al principio, estos estilos de yoga son los más habituales en los centros de yoga. Sin embargo, existen muchos otros estilos como el Iyengar Yoga, Bikram Yoga, Acro Yoga, Sup Yoga, Jnana Yoga, Karma Yoga.

Reflexión personal:

En la variedad está el gusto, y cuantos más estilos practiques, más completa y divertida será tu práctica de Yoga. La finalidad de cualquier estilo es hacernos desconectar, conocernos física y emocionalmente, y aportarnos salud y bienestar.

Cada estilo nos enseña lecciones diferentes, y combinar el mayor número de estilos posibles durante la práctica nos hará tener una experiencia con el yoga mucho más completa y satisfactoria que si solo practicamos un único estilo. 

Por eso, en Pachamama Yoga, tanto en las clases online como en las clases presenciales, integramos diferentes estilos de yoga durante una misma sesión para enriquecer la práctica y el conocimiento con prácticas dinámicas y entretenidas, de ahí el nombre de Yoga Integral.

«Practica el Yoga que más resuene en tu interior, o practica todos,
pero sobre todo, experimenta, sonríe y disfruta»

Si quieres practicar Yoga Integral conmigo y descubrir los beneficios que te aporta la combinación de diferentes estilos de Yoga para tu día a día, ¡estoy deseando darte la bienvenida!

¡Únete a la #TribuPachamama!

👇🏼 Si tienes alguna duda sobre algún estilo de yoga en concreto,
deja tu comentario abajo y te ayudaré a resolverla 👇🏼